Publicado el Lunes, 02 Junio 2014 Escrito por Super User

Prefecto identifica urgencias viales en Balsas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La producción de 2 millones de pollos del presente año 2014, por efecto de las fuertes y persistentes lluvias, corren el peligro de perderse debido al daño de caminos que enlazan más de 10 sitios de crianza en el cantón Balsas.

Los deslaves y derrumbes que se vienen produciendo en caminos y carreteras de los cantones de la parte alta de la provincia de El Oro, preocupan al economista Esteban Quirola Bustos, Prefecto de El Oro, que ha dispuesto que técnicos y maquinarias de la Secretaría de Obras Públicas, programen acciones compartidas con las alcaldías y ejecutar urgentes trabajos y estar prevenidos para enfrentar los problemas que podría generar el fenómeno de El Niño.

Balsas, zona auténticamente avícola identificada por la calidad en la crianza de pollos, abastecedora de esta carne a los mercados de la provincia y el país, tiene extensas granjas en San José, San José Alto, San Juan, San Roquito, Las Tinajas, La Esperanza, Milagro, Palmales, las Acacias Alto y otros, generadoras de aproximadamente 200 mil pollos semanales cada una de ellas.

Tal como lo dispuso el Prefecto de El Oro, economista Esteban Quirola Bustos, la mañana del sábado técnicos de la institución encabezados por el ingeniero Xavier Salazar (Director de Obras Públicas del GPAO), en compañía de una comisión del Municipio de Balsas, integrada por Ligia Ramírez Asanza (Vicealcaldesa), Ing. Patricio Blacio (Director de Obras Públicas del Municipio de Balsas), concejal Edulfo Asanza (Presidente da la Comisión de OO.PP), concejal Lider Gallardo (Vicepresidente de la misma Comisión) y concejal George Apolo (Vocal de la Comisión), realizaron un recorrido por varios caminos constatando el pésimo e irregular condiciones de transportación que afecta a las granjas de crianza de pollos.

Granjeros como Enrique Blacio, José Loayza, Hugo Ramírez, Héctor Abad, Joselo Espinoza, Marco León, de la zona avícola de San José y San José Alto, explicaron que el mal estado de las vias producidas por las lluvias impiden ingresar a sus sitios de trabajo los camiones con los sacos de balanceados y que es imposible sacar la producción porque huecos, lodo y deslaves lo impiden.

“Vías como las nuestras y las de otros sitios de producción fueron abiertas hace 20 años y jamás fueron atendidas para su mejoramiento por autoridad o institución alguna. Nosotros, de nuestros bolsillos, hemos puesto poco a poco y según las necesidades material petreo. El ex Prefecto nunca nos visitó ni atendió a sabiendas que Balsas vive de la avicultura”, manifestó el señor Blacio.

Luego del recorrido en aproximadamente 30 kilómetros de vías en varios sitios y constatando el crítico estado de las mismas, los técnicos de la Prefectura de El Oro y los miembros de la Comisión Municipal de Obras Públicas de Balsas, acordaron trabajar contra el tiempo, en conjunto determinar soluciones preventivas, partiendo de la necesidad de en ciertos tramos, construir obras básicas, lastrar.